Marcelo Tinelli provocó más de un cimbronazo en el tablero político del fútbol con su lanzamiento como candidato a presidir la AFA, dándose por habilitado a competir, enancado en la opinión de "grandes juristas", por cierto, extramuros de la casa de Viamonte 1366.
Tinelli tocó nervios sensibles para la AFA, porque Julio Grondona acostumbró a regañar, y en el caso necesario combatir, a quien osara buscar soluciones por fuera del circuito afista.
Al paso que dio la AFA en abril, de rechazar cambiar el artículo 50 del reglamento general, Tinelli los confrontó ante millones de televidentes (7 millones según dijo el conductor por Twitter en su agradecimiento a la platea) al subrayar que se presentará a las elecciones por estar "habilitado".
Con la movida del protagonista principal de la TV argentina a cinco meses del cónclave que ungirá al futuro mandamás del fútbol, se extrapolan las posiciones: el grondonismo que deberá decantarse entre José Luis Meiszner y el presidente de la transición, Luis Segura, y la nueva generación dirigencial a la que pertenece Tinelli y también el cordobés Armando Pérez, que quiere conducir, con el sustento de haber salvado a Belgrano de la quiebra y llevado al primer nivel deportivo, incluido el ascenso mandando a River a la B.
Del riñón conservador de la dirigencia parece emerger el abogado quilmeño Meiszner, amigo del jefe de Gabinete Aníbal Fernández y uno de los pocos que conocieron los secretos de la AFA en tiempos de Don Julio.
Emeterio Farías, presidente de la Liga Cordobesa de Fútbol y uno de los directivos más importantes del interior, dijo en una reciente entrevista con el suplemento MundoD del diario La Voz del Interior que le "agradaría" que Meiszner fuera el presidente.
"A Segura lo quiero pero siempre se manejó en Argentinos. Manejar la AFA es una responsabilidad muy grande" sostuvo el directivo, quien auguró que "a Tinelli se lo fuman".
Claudio Yopolo, presidente de la Liga del Oeste, con base en Junín, también resaltó que Meiszner "tiene experiencia y condiciones para ser presidente de la AFA".
Los dirigentes que sucedieron a Grondona invirtieron últimamente en el interior y en el ascenso.
Del reparto de dinero por los derechos de televisación, los equipos del Federal A recibirán 300 por ciento más que el año pasado, y las Ligas del Interior el 100 por ciento.
De los 75 asambleistas que votarán 10 son de las Ligas del Interior y el Consejo Federal y dos del Torneo Federal A.
Pero también aportaron para el ascenso: La B Metro aporta 10 votos y sus clubes embolsarán 60 por ciento más que el año pasado, la C (6 votos) 340 por ciento más, y la D (5 votos) 240 por ciento más.
Tres presidenciables a la Casa Rosada ya dieron fe del significado de la bendición de Tinelli en su programa inaugural. Tal vez próximamente tengan que pasar alguna prueba quien quiera gobernar el fútbol desde octubre.

Por Jorge Neri. Dyn

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia