El empresario y conductor televisivo Marcelo Tinelli comunicó hoy su renuncia como candidato a presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) por "razones de índole personal", al tiempo que también dimitió al cargo que ostentaba como vicepresidente tercero de la entidad.
Embed
El dirigente de San Lorenzo anunció la determinación a través de su cuenta personal de Twitter, en la que agradeció el apoyo a los dirigentes que lo acompañaron y deseó un futuro con "orden, profesionalidad y eficiencia" para la institución de Viamonte 1366.
En la misma semana de su vuelta a la TV con el programa Showmatch, Tinelli aclaró que continuará con su tarea en San Lorenzo, donde ejerce el cargo de vicepresidente primero, y también ocupado en el armado de la Súperliga, a la que consideró "un proyecto superador para el fútbol".
El empresario, de 56 años, renunció a su candidatura dos días después de presentar los avales ante la AFA junto con los otros aspirantes a la presidencia: Hugo Moyano (Independiente), Claudio Chiqui Tapia (Barracas Central), Nicolás Russo (Lanús) y Armando Pérez (Belgrano de Córdoba).
De esta manera, las próximas elecciones de AFA, que todavía no tienen fecha de confirmación, presentarán un escenario completamente nuevo en relación a la Asamblea Extraordinaria de Representantes que se realizó el 3 de diciembre del año pasado en Ezeiza, pues el actual titular, Luis Segura, tampoco estará en carrera.
En aquella oportunidad, la dirigencia del fútbol argentino quedó ridiculizada cuando Segura y Tinelli, por un insólito error de conteo, empataron en 38 votos con un padrón de 75 asambleístas.
Como respuesta a un papelón que dio vuelta al mundo, la AFA designó un gobierno de transición para el primer semestre de 2016 y fijó como nueva fecha de los comicios el próximo 30 de junio, aunque el pasado lunes la Inspección General de Justicia (IGJ) los suspendió por espacio de 90 días al detectar irregularidades en el proceso preeleccionario.
Los candidatos al sillón ocupado por Julio Grondona desde 1979 hasta 2014 rechazaron la medida al entender que interrumpió un proceso democrático dentro de una entidad autónoma, y que además dispuso el nombramiento del abogado Luis Tozzo y la contadora Catalina Dembitzky como veedores.
La AFA es objeto de investigación para la jueza federal María Servini de Cubría en una causa que investiga el manejo del dinero del programa "Fútbol para Todos", implementado en 2009 para transmitir los partidos de la Primera División, la B Nacional y el seleccionado argentino de manera libre y gratuita en todo el país.
Después de la fallida Asamblea de Representantes en diciembre, Tinelli se mantuvo ajeno en la vida política de AFA hasta que reapareció el 3 de mayo para confirmar que mantendría su postulación como presidente, mientras avanzaba el proyecto de crear la Súperliga como estructura deportiva independiente de esa asociación.
Sin embargo, las divisiones internas entre los dirigentes abortaron el consenso para instaurar el nuevo torneo debido a que los seguidores de Moyano, con fuerte basamento en el ascenso, lo consideraron perjudicial para los clubes chicos en términos económicos.
Por esa razón, los directivos de los grandes del fútbol argentino abandonaron las últimas reuniones de AFA, después del encuentro del pasado 16 de mayo en Ezeiza cuando no alcanzó a darse quórum para el tratamiento de la Súperliga.
Desde entonces, Daniel Angelici, Rodolfo D'Onofrio, Matías Lammens y Víctor Blanco, presidentes de Boca, River, San Lorenzo y Racing, respectivamente, se apartaron de la agenda diaria de la entidad y se concentraron en la organización de la Súperliga, mientras crecieron los rumores de una posible intervención en AFA al trascender contactos entre el gobierno nacional y la FIFA.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia