El 2015 es un año que Marco Secchi no olvidará jamás, porque para él significó un cambio rotundo en su carrera como rugbista, que hoy lo ubica como el Mayuato más joven del plantel, con 19 años recién cumplidos. Hasta fines de junio se desempeñaba como centro en su categoría (M-19), y de un día para el otro se transformó en jugador de la primera división de Universitario, su club.
Sin embargo, eso no fue todo, porque solo tres meses después fue convocado a ser parte del seleccionado mayor de Los Mayuatos y debutó en el Campeonato Argentino como titular -y una de las figuras- ante Rosario, de visitante. Por eso, Raúl Coledani volvió a confiar en él y esta tarde estará en el 15 inicial nada menos que ante Tucumán, el clásico rival y actual bicampeón de la competencia.

Este año te pasaron muchas cosas positivas, pero ¿cuándo arrancaste a jugar al rugby?
Empecé a jugar a los 8 años en Universitario, cuando el club estaba en la UNSa. Fue mi primo Gastón Frey (también integrante del seleccionado), el que me llevó y por el grupo que había no me fui más.

¿Con esta disciplina fue amor a primera vista?
Sí, porque en esa época yo hacía varios deportes, como karate y fútbol, pero cuando Gastón me llevó, enseguida me decidí y seguí con el rugby.

Pasaste varios años en inferiores y después te pasaron a jugar en primera ¿Te acordás contra qué equipo debutaste?
Los culpables fueron Arturo Mimessi y Ricardo Gramajo (los entrenadores del plantel superior de la U). Fue contra Tucumán Lawn Tennis por el Regional del NOA y me sentí muy cómodo. Jugué de centro, como en mi división.

¿Y te imaginaste que solo tres meses después ibas a ser citado a Los Mayuatos? ¿Alguien te lo había comentado?
Nunca lo hubiese imaginado y menos debutar de titular. Una vez me dijeron que posiblemente me iban a citar en el seleccionado mayor, pero traté de no ilusionarme.
Más allá de no pensar mucho en eso, uno siempre apunta a lo más alto, pero nunca se sabe qué va a pasar a futuro. Además hay mucha competencia, de la sana por supuesto, y yo soy de perfil bajo.

Ya pasó el debut, pero ahora se viene la primera presentación en casa, ¿cómo lo vivís?
La ansiedad y los nervios siempre están presentes. Contra Rosario estaba muy nervioso y más porque sabía que era titular. La ansiedad de querer jugar ya estaban presente, pero cuando pasaron los minutos fui agarrando confianza. Por suerte el resultado fue a favor nuestro y el debut fue mucho mejor de lo que esperaba.

¿Contra Tucumán será un partido muy diferente al anterior o la agresividad va a ser la misma?
En cada partido yo aspiro a dejar todo en la cancha, como también mis compañeros. Ojalá que se nos dé todo lo que trabajamos en la semana y que quede el triunfo en nuestra casa.

¿Cómo pensas que va a estar el estadio del Jockey?
Lleno de gente, de familiares, amigos, pero va a ser un ambiente difícil. Para Tucumán obviamente será una presión, pero para nosotros los nervios también van a estar y yo en parte prefiero jugar de visitante para sacarme ese peso.

Ahora compartís el seleccionado con jugadores que seguramente admiraste desde chico, ¿te sorprendió alguno en especial?
Cuando sos chico y mirás los partidos de la primera nunca esperás jugar con esos grandes jugadores. Aparte de los jugadores de mi club, me pasó con Santiago “El Colo” Larrieu (apertura del Jockey). Siempre lo admiré y dije que es un capo por como patea y lo bien que juega.
Me pasó también como mi primo Gastón Frey. Él fue el culpable de que me guste el rugby y yo lo veía como un espejo. Nunca me esperé jugar con él.

¿Quién te ayudó con la adaptación?
José “Goy” Correa y Martín Núñez me ayudaron bastante a integrarme. Es un muy buen grupo.

¿Para qué están Los Mayuatos?
Para dejar de mirar para abajo y empezar a soñar con lograr el campeonato.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia