El cordobés Marcos Ligato se consagró esta tarde campeón argentino de rally en un disputado final en Potrero de los Funes ante su comprovinciano Federico Villagra, a quien le cortó una racha de ocho títulos consecutivos.
Ligato, a bordo de un Chevrolet Agile del Tango Rally y navegado por el experimentado Rubén García, terminó segundo la última carrera del año detrás de Villagra (Ford Fiesta) a 16 segundos y 6 décimas.
"No lo puedo creer. Fue muy duro este fin de semana y el campeonato. Quiero agradecer a todos pero sobre todo a Rubén, que es un grande, y a este equipo que me dio un tractor que se aguantó todo", tributó el campeón tras confirmarse el título.
Ligato había empezado muy bien el campeonato pero fue perdiendo terreno y la sombra del multicampeón llegó a la carrera final.
El podio de la carrera lo completó el peruano Nicolás Fuchs (Ford Fiesta), ganador de la primera etapa corrida el sábado y que llegó a la cita de San Luis con chances mínimas de ganar el título a poco más de medio minutos del "Coyote" Villagra.
El final que tuvo el torneo fue para alquilar balcones porque desde el primer especial de la segunda etapa entre cantera Santa Isabel y La Vertiente Ligato rompió el neumático trasero derecho y perdió casi 40 segundos.
Pero en el siguiente se quedó con el triunfo y de a poco fue descontando hasta llegar quedar detrás de Villagra en la general antes del superespecial del circuito de Potrero de los Funes, con lo cual había que llegar.
Por eso en el último tramo computado terminó octavo, a cinco segundos de Villagra, tercero detrás de Fuchs y del local Miguel Baldoni (Peugeot 208), quien terminó cuarto en la general.
"Había que cortar estos ocho años", celebró Ligato en referencia al enorme dominio que tuvo Villagra en los últimos años del campeonato argentino de rally.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia