Los argentinos María Irigoyen y Guido Andreozzi se adjudicaron la medalla de oro en el doble mixto y aportaron así la séptima presea dorada para la delegación argentina en los Juegos Panamericanos de Toronto, y la tercera del día del tenis argentino, luego de la dorada que ganó Facundo Bagnis en single masculino y la plateada de Bagnis-Andreozzi en el doble masculino.
La tandilense Irigoyen y el porteño Andreozzi, en su cuarto partido del día, ya de noche y con mucho viento en el Centro de Tenis de la Universidad de York, en Toronto, les ganaron a los canadienses Philip Bester y Gaby Dabrowski, por 6-3 y 6-0.
Patricia Tarabini-Luis Lobo fue la última pareja argentina de doble mixto en un podio panamericano, cuando ambos obtuvieron la presea de plata en los Juegos de Mar del Plata 1995.
Hoy, Irigoyen y Androzzi entraron en la historia con su oro, ya que nunca lo habían logrado los tenistas argentinos en doble mixto, en el que hubo cuatro platas (1951, 1955, 1987 y 1995) y dos medallas de bronce (1951 y 1955) en Juegos Panamericanos.
Irigoyen, que representó al país en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y ganó la medalla dorada en dobles junto a la rafaelina Florencia Molinero, jugará además mañana por el bronce en el doble femenino, en pareja con la santafesina Paula Ormaechea, contra las brasileñas Paula Araujo y Maia Haddad.
Andreozzi, plata en el doble masculino con Bagnis y que quedó cuarto, afuera del podio en singles, disputó para Argentina los Juegos Odesur de Chile 2014 y ganó medallas dorada en dobles (junto a Bagnis) y de plata en singles (perdió la final justamente con Bagnis).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia