El español Marc Márquez, vencedor de las tres anteriores ediciones, y su escudería Honda, ganadora de las seis últimas, intentarán seguir sumando éxitos en el Gran Premio de Alemania, el domingo, en la carrera que marca el final de la primera mitad del campeonato mundial de motociclismo.
Segundo en Assen (Holanda) por detrás del sorprendente australiano Jack Miller, que lograba su primera victoria en la categoría reina, Márquez salió reforzado de ese fin de semana lluvioso y tumultuoso.
El resultado le permitió poner en 24 puntos su ventaja sobre el segundo, su compatriota Jorge Lorenzo, que solo fue décimo en Holanda.
Con respecto al italiano Valentino Rossi, tercero de la general y que se cayó cuando lideraba la carrera, la ventaja es de 42 puntos.
Los pilotos de Yamaha, decepcionados por su fin de semana en Holanda, tienen motivos para estar preocupados con esta cita: Márquez ha ganado todas las carreras que ha disputado en el circuito alemán desde 2010, ya sea en MotoGP, Moto2 o 125cc.
Su compañero Dani Pedrosa se ha impuesto en seis ocasiones, cuatro en MotoGP (2007, 2010, 2011, 2012) y dos en 250cc (2004, 2005).
"Me gusta este circuito porque tiene muchas curvas a la izquierda, un poco como en dirt track (especialidad donde destaca)", valoró Márquez.
Situado a un centenar de kilómetros de Dresde, en el este de Alemania, el trazado de Sachsenring tiene la particularidad de ser el más corto de la temporada (3,67 km) y de contar con diez curvas rápidas a la izquierda por tres lentas a la derecha.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia