La quinta y última fecha del Mundial de Rally Cross Country en Marruecos, quedará marcada en la memoria de Kevin Benavides para siempre, ya que en solo cuatro días vivió diferentes estados de ánimo: de la violenta retención por parte de la policía a punta de fusiles, a una victoria en la etapa 3 y finalmente el adiós a la carrera, tras sufrir ayer un fuerte golpe que lo llevó al hospital para hacerse los estudios y descartar algún golpe de gravedad.
Fue el propio piloto quien contó lo sucedido desde la clínica donde lo atendieron: "Hoy (ayer) terminó el rally para mí. Venía abriendo pista muy bien, y 60 kilómetros antes de llegar en un peligro que no estaba en la hoja de ruta me caí muy fuerte. No recuerdo nada de cómo me caí y cómo fue, logré levantarme gracias a la ayuda de Toby Price, a quien le agradezco mucho por detenerse. Terminé la especial andando, pero no me acuerdo cómo lo hice, tengo solo recuerdos de cuando venía andando y con mucho dolor en la rodilla y hombro".
"Ahora estoy en el hospital para que me hagan chequeo de la cabeza, el hombro y la rodilla. Pensando en positivo porque voy a estar bien, con mucha actitud y fuerzas. Gracias a los que se preocuparon por mí", dijo en sus redes sociales. Cabe recordar que el martes seguía a Price cuando fue abordado por militares quienes lo obligaron a detenerse y un día después ganó la etapa 3.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia