¿Cómo te recibieron en esta, tu segunda etapa en Gimnasia?
Mis compañeros me hicieron sentir cómodo, tengo varios conocidos en el plantel y eso me permite tener una adaptación más rápida. De a poco nos vamos conociendo todos. Llego con mucha motivación.

Siempre se habla de la importancia de consolidar un grupo humano antes de ensamblar un buen equipo. ¿Es este el caso?
Tuve la suerte de llegar a un grupo alegre, con muchas ganas de lograr cosas importantes. Se le pone onda a los entrenamientos, eso suma al grupo.Además, tenemos jugadores que son fundamentales y con mucha jerarquía, ellos le hacen muy bien al conjunto y nos pone muy bien. En la habitación nos tomamos unos mates, vemos partidos de fútbol. Algunos juegan póker, otros ping-pong. Nos estamos entendiendo como grupo y desde el fin de semana veremos cómo comenzamos a entendernos con la pelota. Se vive un muy buen ambiente y esperamos que eso se refleje también en las canchas.

Se esperaba con muchas ansias al volante creativo y finalmente llegaste...
Vengo como enganche para aportarle al equipo de mitad de cancha hacia adelante un cambio de ritmo, vengo a tratar de hacer jugar al equipo y asociarme con los delanteros

¿Crees que hay con qué pelear por cosas importantes?
Que acá hay material, no hay dudas. Hay muy buenos jugadores en el equipo. Primero iremos paso a paso. Queremos buscar la clasificación y después ver para qué estamos.

¿Cuesta enfocarse con tanta desorganización de "arriba" y tanta postergación del torneo?
Tratamos de sacarle lo positivo y creemos que esta prórroga nos dará mayor margen para trabajar, pulir detalles y conocernos más nosotros. Que se haya postergado el torneo no sé hasta qué punto es malo. Estamos en una etapa de formación y mientras más tiempo tengamos para trabajar, va a ser mucho mejor.

¿Costará alimentar la motivación en un torneo monótono, en el que se enfrentarán cuatro veces a los mismos rivales?
Se puede tornar un poco aburrido, pero por otro lado estará bueno porque son equipos muy competitivos que no podemos subestimar tampoco, van a ser partidos dificilísimos cada uno de ellos. Lo tomamos de esa manera. Todos nos conoceremos muy bien por enfrentarnos varias veces y eso lo hará más difícil. Será un poco tedioso, pero habrá que pelearlo hasta el final.

¿Ya estás ansioso por comenzar a darle a la pelota?
Enfrentando la parte más dura de la pretemporada, lo físico. Pero de a poquito va apareciendo la pelota. El sábado tenemos un amistoso (con Pellegrini) y tratamos de aprovechar esta puesta a punto para llegar de la mejor manera al torneo. Hay que manejar la ansiedad en esta etapa, no desesperarse, agarrar ritmo para terminar bien los partidos. Los resultados se verán de a poco.

¿Qué tenés para decir de tu salida de Central Norte y la esta situación tirante que se produjo entre dos clubes por tu pase a Gimnasia?
No fue una salida desprolija, como se dijo. Yo antes de comenzar a mantener cualquier conversación me desvinculé de Central Norte y recién después negocié con Gimnasia. Yo como persona nunca haría una cosa así, de negociar e ir por detrás de un club que me dio la oportunidad, jamás. Yo primero fui de frente con el cuerpo técnico de Central y después con el presidente (Héctor De Francesco). Había un malestar porque querían que me quede, pero yo les había explicado que quería crecer, jugar en otra categoría, en un grande de la categoría. Considero que ahora en frío me lo van a entender. Fue solamente eso. Creo que Gimnasia hizo las cosas bien y si Central tuvo algún tipo de malestar les pido disculpas. Para mi modo de ver se hicieron las cosas correctamente.

¿El hincha de Gimnasia puede volver a ilusionarse?
Nosotros dejaremos todo para conseguir el primer objetivo, que es la clasificación. Y si se da, pelearemos por el otro, aquel que el hincha también quiere, el que queremos todos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia