Gerardo Martino dejó en claro que el partido frente a Jamaica, fue el más opaco del seleccionado argentino en la Copa América y a modo de balance reconoció la "falta de efectividad" frente al arco y la "merma física" que afecta a los futbolistas en los segundos tiempos.
"Pretender tener una mejor física no se puede hacer. Sí intensificar y conversar la parte futbolística que os permita disimular la merma física de la que yo hablo", sostuvo Martino en la conferencia de prensa posterior a la victoria de 1-0 sobre los Reggae Boyz.
Admitió que también la carencia de efectividad "la viene arrastrando el equipo desde el primer partido de Paraguay y después llega la merma física a una altura del partido que genera intranquilidad".
Al ser consultado si Argentina llega de la mejor manera a los cuartos de final, respondió: "si me guío por este partido, no. Si me guío por los anteriores sí porque tuvo buenos momentos en esos primeros tiempos.
Para el entrenador, "los seis días darán bastante descanso y nos viene muy bien, sobre todo que jugamos dos partidos muy intensos con Paraguay y Uruguay, que también tiene mucha incidencia".
Martino evaluó "correcta" la forma de juego en el primer tiempo con "un gol rápido y cuatro o cinco situaciones para alargar la distancia", y admitió que el segundo tiempo "fue más aburrido" y que fue "tedioso" el control de juego.
El entrenador, que asistió a la conferencia de prensa saboreando un caramelo que frente al micrófono tintineaba como un choque de azulejos, no escondió ninguna crítica y reconoció que los errores que hubo ante Paraguay no pueden ser redimidos en la instancia que entrará el viernes por los cuartos.
"Ahora lo que tiene de diferente es que no tenes posibilidad de error" y no hay lugar para repetir licencias como las que tuvo ante Paraguay en los últimos minutos que le permitió al conjunto guaraní llevarse un empate.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia