El entrenador de la Selección argentina, Gerardo Martino, reconoció que "la Copa América no es un Mundial", pero aclaró que el certamen que se realizará en Chile "es muy importante".
"Desde arranque vi a los jugadores deseosos de iniciar un nuevo proyecto y tener revancha inmediata. No es un Mundial pero la Copa América es muy importante para nosotros. Los vi muy predispuestos a jugar de una manera diferente a la anterior y estoy contento porque hay que cambiar eso, habiendo llegado a la final de la otra forma", explicó Martino en declaraciones a radio Vorteix.
En pocos días el técnico albiceleste dará la lista de los 30 jugadores que formarán parte de una primera etapa de preparación para la competencia, y luego quedarán los 23 definitivos. Sobre la forma en que quiere que juegue la Selección, Martino indicó que desea "hacer hincapié en el control del partido", y recordó la manera en que tenía el Newell s que dirigió en 2013, y que salió campeón en el fútbol argentino.
"Algunos equipos le dan la iniciativa al rival, a nosotros nos falta intensidad y control de pelota para no permitir que el otro nos haga daño", sostuvo, al tiempo que señaló que "los entrenamientos" harán funcionar el esquema que pretende e incluso agregó que "ni siquiera se necesitan partidos".
En cuanto a la forma en que los jugadores se comprometen con la Selección, Martino indicó que "puede haber grupos dentro del plantel, pero eso no significa que estén enfrentados, sino que unos tengan más afinidad con otros". "El cuerpo técnico debe fijar pautas; hay que poner a la Selección por encima de las individualidades y los egos personales", sentenció.
Además, el Tata confirmó que Sergio Romero será el titular en la Copa América y, aunque sabe que "Chiquito" es actualmente suplente en la Sampdoria de Italia, aclaró que en el certamen continental "no tendrá problemas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia