Gerardo Martino, anticipó que la derrota en la final de la Copa América ante el local, Chile, "no significa nada respecto al futuro" y anunció que seguirá "contando con estos 23 jugadores" de cara a las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018.
"Siento mucha tristeza, merecimos un poco más, pero perdimos. Igual la derrota no significa nada respecto al futuro. Seguiré con estos 23 jugadores, más algunos que no estuvieron", adelantó Martino.
"No cambia nada. Lo vamos a seguir intentando de la misma manera con estos futbolistas que están llorando en el vestuario", reveló.
"No brilló ninguno de los dos equipos, no hubo fluidez en el juego y a nosotros nos faltó convertir alguna de las tres chances que tuvimos", agregó el rosarino.
"Estoy a muerte con estos chicos. Tienen entrega, honestidad y lo sufren y necesitan. No se les dio pero lo seguiremos intentando sin ningún tipo de dudas", afirmó.
Martino hizo hincapié en que los dos seleccionados "se neutralizaron", aunque opinó que Argentina fue superior a Chile durante el tiempo reglamentario.
"No jugamos como siempre pero Chile tampoco. Tuvieron más éxito los dispositivos para neutralizar que para jugar. A nosotros nos costó pero a ellos también. Chile predominó en los primeros 15 minutos pero tengo la sensación que Argentina fue un poquito más después", analizó el Tata en la conferencia posterior a la final perdida en el estadio Nacional de Santiago.
"Los dos equipos armaron un dispositivo para que el rival no pueda desplegar su fútbol. Jugamos con el equipo más goleador de la Copa América y no nos creó situaciones de gol", subrayó.
Luego, el ex DT del seleccionado paraguayo remarcó que el equipo sufrió dos desgracias en referencia a las lesiones que tuvieron Javier Mascherano y Ezequiel Lavezzi sobre el final del partido y ya sin la posibilidad de hacer cambios.
"El cambio de (Angel) Di María no lo buscamos pero ante la lesión queríamos tener un delantero en ese lugar. El Pocho lo hizo bien. Y con el Kun (Agüero) vimos que hizo un desgaste grande y que necesitábamos a Gonzalo ahí y no a Carlos (Tevez) por la diferencia de talla. Y el Flaco pastore se apagó un poquito y lo pusimos a Ever que nos da la posibilidad de jugar en los tres lugares del medio", explicó.
Consultado por el partido que realizó el rival, el Tata recordó que siempre reconoció al equipo chileno pero insistió en que Argentina "debió ganar el partido".
En cuanto a lo personal, descartó que sea el golpe más duro de su carrera como DT ya que "cuatro años atrás" perdió otra "final" como conductor de Paraguay en la edición de Argentina 2011.
"Son cuestiones del fútbol que a medida que pasan las toma como tal. Lo pienso de una manera diferente al resultado. Una derrota como la de hoy no me va a cambiar. Seguiré siendo un tipo frío y analítico", cerró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia