El entrenador Gerardo Martino resaltó que ante Uruguay el seleccionado argentino extendió a "70 minutos el control del partido" aunque lamentó no haberlo podido cerrar antes al igual que ante Paraguay.
"A nosotros nos hace mucho daño no tener el control del partido. Si bien no fue con la misma claridad con que llegamos el otro día, con espacios tuvimos dos o tres posibilidades de definirlo y no lo hicimos", sostuvo Martino en la conferencia de prensa posterior a la victoria 1-0 sobre Uruguay.
Martino puntualizó que quiere priorizar las formas y no tanto el resultado, como si no hubiese valorado mas la victoria sobre Uruguay por sobre el empate ante Paraguay.
"Para el futuro lo mejor me parece que necesitamos tener más sustento a partir del juego", afirmó. Para el entrenador rosarino "fueron 70 minutos parecidos al partido con Paraguay, con la pelota nuestra y tratando de elaborar y romper el esquema de Uruguay, pero después en los últimos 20 minutos no pudimos ofrecer pase en el desmarque y dividimos la pelota con Uruguay".
Martino resaltó el partido "muy bueno" que hizo Javier Pastore "haciendo daño".
Como autocrítica admitió que "no se pudo sostener más el ritmo del partido durante los 90 minutos y el segundo punto es que cuando podes cerrar el partido hay que cerrarlo y no lo pudimos".
No obstante, insistió que por la forma que tiene Argentina de jugar "corre riesgos" ante el rival, sobre todo de la jerarquía de Uruguay.
Martino confirmó que su expulsión en el primer tiempo se produjo cuando reclamó una falta y se metió "dos metros dentro de la cancha".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia