Javier Mascherano declaró hoy ante la Justicia española y admitió el fraude al fisco que se le imputa por haber evadido 1,5 millones de euros en relación con sus derechos de imagen en 2011 y 2012, con lo que probablemente evitará ir a juicio.
Al haberse declarado culpable, Mascherano abre la puerta a una negociación y un posterior acuerdo con la Fiscalía y la Abogacía del Estado -que implicará aceptar la condena propuesta- para eludir el juicio, aseguró un portavoz del Ministerio Público.
Con semblante serio, vestido de traje negro y sin corbata, el 'Jefecito' no hizo declaraciones a la prensa tras su paso fugaz por los juzgados, donde levantó una gran expectativa mediática.
Cuando comenzó la investigación en septiembre pasado, Mascherano devolvió de inmediato a la Hacienda española los 1,5 millones de euros defraudados, más otros 200.000 de intereses devengados, un gesto que, sumado a la admisión del delito, servirá para rebajar su condena.
"El acusado reconoció los hechos y su responsabilidad en la evasión impositiva, por lo que ahora la Fiscalía y la Abogacía del Estado tienen que proponer la pena de prisión y la multa y, en caso de acuerdo, el caso se cerrará sin juicio", explicó el vocero.
Lo más habitual es que en este tipo de casos la Fiscalía solicite una pena mínima de prisión, inferior a los dos años que es el límite legal en España para evitar el ingreso a la cárcel para cumplir la condena, añadió esta fuente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia