La Fiscalía de Barcelona interpuso hoy una querella contra el futbolista argentino Javier Mascherano, al que acusa de fraude fiscal por una suma de 1,5 millones de euros con la cesión ficticia de su derechos de imagen a empresas situadas en países con regulación impositiva blanda, informó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.
La querella, según informó la agencia EFE, le imputa al mediocampista del seleccionado argentino dos delitos contra la Hacienda pública por no haber incluido en sus declaraciones de los ejercicios 2011 y 2012 los ingresos recaudados con la explotación comercial de sus derechos de imagen.
En su escrito, la Fiscalía de Delitos Económicos sostiene que, en los ejercicios apuntados, Mascherano ocultó al fisco su participación en las sociedades que ostentaban sus derechos de imagen y, de esa forma, eludió el pago de impuestos por los beneficios obtenidos con los mismos.
Según el fiscal, "con la finalidad de burlar esa obligada tributación", el futbolista desarrolló una estrategia consistente en "dos conductas diferenciadas en su ejecución pero comunes en su propósito": no declarar las rentas obtenidas de la marca Nike a través de una sociedad domiciliada en Estados Unidos y simular la cesión de sus derechos de imagen a una sociedad puramente instrumental radicada en la zona franca de Madeira (Portugal).
La zona franca de Madeira, añade el Ministerio Público, "presenta un régimen fiscal especialmente favorable", con tipos de gravamen en el impuesto de sociedades muy inferiores a las generales, especialmente para las empresas constituidas antes de enero de 2001.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia