¿Cómo fue la preparación de Juventud para el torneo que está por iniciarse?
La verdad que estamos muy bien. Muy contentos por el nuevo plantel que se ha formado y con los chicos del club. Además, tanto en lo personal como en lo grupal hicimos una muy buena pretemporada.

Desde el análisis periodístico por la contratación de jugadores y el tiempo de trabajo no hay excusas para conseguir el objetivo.
En el fútbol no solo es jugar bien sino que hay muchas cosas por detrás que tienen que estar encaminadas. La verdad que la entrega, las ganas de los jugadores están. Ojalá que también tengamos suerte y sea todo para una misma balanza en la búsqueda de un logro.

¿Cómo se tiene que encarar un torneo tan largo?
No vamos a tener descanso pero va a ser lindo. Tenemos un plantel numeroso, con muy buenos jugadores, que facilita porque al haber lesionados o algún compañero que no juegue, entra otro y es necesario que lo haga de la mejor manera sabiendo que en cada partido va a significar mucho para lo que va a ser el fin del torneo.

¿Qué conclusiones sacaron de los amistosos que disputaron?
La verdad que todo lo que realizamos salió excelente, salvo un partido atípico el cual no tendríamos que haber jugado por el tema del viaje y la salida de la pretemporada. Fue frente a San Martín de Tucumán. La cancha estaba muy dura, muy pesada por la lluvia. Pero sacando ese partido, todo lo demás fue muy positivo. Ahora falta pulir la parte más fina que es la dinámica y velocidad para estar bien dentro de la cancha.

¿Nos podés contar la situación que te tocó vivir con San Martín de Tucumán?
Paso algo raro más que todo porque vinimos de la pretemporada. En todos estos años por suerte no me han expulsado. Ultimamente no tuve mucha tarjetas amarillas. Mi comportamiento dentro de la cancha es bárbaro y eso me deja muy tranquilo.

¿En qué quedó la expulsión?
Todos mis compañeros y el técnico saben que no soy de hacer esas cosas y no va a suceder en el torneo. Y si pasa, a lo mejor se lo puede considerar normal. No somos maquinas, tenemos sangre y pasan cosas. Por ahí tenemos problemas y salimos fastidiosos de una pretemporada. Te dirige un árbitro que te puede decir algo o te molesta, por lo que ellos no tienen que hablar con los jugadores, pasó una sola vez en mucho tiempo.

¿Cuál es tu opinión de la zona que le tocó a Juventud?
Muy difícil. El grupo está muy parejo. En la temporada pasada hablábamos de un Aconquija que no se lo conocía y que por muchos partidos estaba primero y jugaba bien al fútbol. Hoy, no hay que mirar a nadie por arriba, todo somos parejos y trabajan igual que nosotros y quieren salir campeón igual que Juventud.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia