Lucas Matthysse regresó esta mañana al país tras su victoria frente al ruso Ruslan Provodnikov y se mostró ilusionado con un duelo frente al
ganador del combate que disputarán el estadounidense Floyd Mayweather y el filipino Manny Pacquiao, el 2 de mayo en Las Vegas.
El argentino, de 32 años, dijo haber demostrado que está "para pelear frente a los mejores del mundo" y destacó el entrenamiento hecho en el país a pesar de algunas críticas de un sector de la prensa, que solicitó que realice su preparación en Estados Unidos.
"La gente de Golden Boy (cuyo dueño es el excampeón Oscar De
la Hoya) y mi representante Mario Arano me prometieron al
ganador de Mayweather-Pacquiao y espero que cumplan", expresó.
En ese sentido, opinó que el vencedor de ese duelo que se celebrará en el mítico MGM de Las Vegas será el estadounidense.
"Pienso que va a ganar Mayweather. Si eligió a Pacquiao para pelear ahora es porque sabe que lo vence. Si la pelea era hace cuatro años no sé qué hubiera pasado, pero ahora Manny no es el mismo", confesó.
En caso de darse ese resultado y concretarse el duelo con Money, Matthysse aseguró que lo derrotará.
Con respecto a la pelea ante Provodnikov, dijo sentirse "muy bien a pesar de tener el ojo derecho morado" y la calificó como "muy emotiva".
La Máquina, como apodan al argentino, consideró que "sabía que enfrentaba a un rival muy fuerte que iba a aguantar todo lo que le tirara".
"En el quinto o sexto round él estaba muy cortado y quizás era para detenerla. Pero el combate era muy bueno y parecía difícil que lo paren", aseveró.
Matthysse, que ostenta un récord de 37 triunfos, tres derrotas y 34 nocauts, reconoció "haberse quedado después del séptimo round", aunque admitió saber "siempre" que la pelea era suya porque metió "las mejores manos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia