Desde adentro. Maximiliano Bravo le contó a El Tribuno todo lo que se vivió durante la bochornosa asamblea de la AFA. El presidente de la Liga Calchaquí, uno de los dos representantes de la Región Norte que votó en la elección, mencionó algo que nadie dijo: la presencia de barrabravas.
“Acá las responsabilidades fueron de las personas que tenían el control del escrutinio. Había organismos estatales, miembros mismos de la asamblea, fue un error en conjunto y no advirtieron que un sobre tenía dos votos y nunca sabremos de quién fue”, sostuvo.
Con respecto al discurso emergente de “unidad” del presidente afista, Bravo manifestó: “El propio Segura habló de unidad, pero, ¿quién la encabeza? No se puede gobernar de a dos. ¿Quién va a ceder en ese caso? ¿Segura? La Federación Salteña quiere el cambio en la AFA y eso fue lo que votamos”, ratificó.
Con relación a la irrupción en la asamblea del “segurista” Rubén Alderete, quien no tenía permitido votar en los comicios, Bravo dijo: “Quiso registrarse para ingresar y votar, no se lo permitieron, me registré yo y voté. Solo lo saludé”.
El salteño también se mostró emocionado por participar de una elección histórica tras 36 años de espera. “Fueron sentimientos encontrados para mí. Una gran responsabilidad que hizo sentirme honrado. Recordé a mi viejo, que fue fundador de la Liga Calchaquí y que hoy su liga llegue a esta instancia fundamental es un orgullo”.
Bravo luego contó que los “tinellistas” se reunían anoche en un hotel, donde se juntaron para analizar los pasos a seguir. “Puedo asegurar que a Tinelli lo votamos 38 asambleístas. Acá hubo torpeza, descuido y negligencia”, dijo. “En el mismo recinto de la asamblea fue el velatorio de Don Julio, y todos tenían ese humor negro. A nosotros, asambleístas, nos pidieron identificación, y resulta que estaba llenos de barras. Yo no los conozco, pero otros dirigentes me dijeron que estaban los de la pesada. Al titular de la Liga Rosarina le pegaron una apretada cuando se retiraba porque tenía que ver a su hija”, fueron algunas de las “perlitas” que contó un testigo presencial y fundamental en la asamblea.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia