Gimnasia y Tiro ya no buscará más al enganche por el que tanto clamaban sus dirigentes, quienes ahora anunciaron que cuentan con equipo completo y que le bajan la persiana a la incorporación de refuerzos. Maximiliano Martínez, el hábil volante creativo que jugó la temporada pasada en Central Norte e incluso hasta ayer entrenó en el azabache, arregló condiciones con los directivos millonarios y es nuevo refuerzo de la entidad de calle Vicente López. La intención es que Martínez se sume hoy mismo a la pretemporada del albo que continua en Limache y que desde mañana se trasladará al predio de la Liga Salteña. La llegada de Martínez al albo causó cierto malestar de la dirigencia cuerva hacia sus pares del albo. “El jugador me avisó y lo liberamos. Me pareció raro que desde la dirigencia de Gimnasia no me hayan hablado. Que luego no hablen de respetar a las instituciones, que no den ese mensaje si luego harán otra cosa. Si no nos respetamos entre nosotros... No le cortamos la carrera a nadie, aunque el pase estaba en Central Norte nunca pensamos negárselo. El que no quiere jugar en Central tiene las puertas para irse”, expresó De Francesco, en relación a aquel lejano pacto tácito entre clubes de no “birlarse” futbolistas.
Con la llegada de Martínez, Gimnasia suma ocho refuerzos. Anteriormente llegaron Pablo Bárzola, Matías Villavicencio, Diego Pascuttini, Osvaldo Young, Pablo Espíndola, Luis Silba y Alexis Bulgarelli.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia