Aprobada la petición de Mitred d para jugar en su estadio, la Policía, que aún no dio datos certeros del operativo, comenzó a planificar lo que será el operativo de seguridad que se montará en el Pascual Soler para el duelo entre el ciclón y Central Norte.
Mitre, más allá del resultado, hará realidad el deseo de recibir en su reducto a uno de los clubes más importantes de la provincia.
El partido se jugará solo con público local, algo que será difícil de corroborar. Para evitar cualquier inconveniente las fuerzas de seguridad anticiparon que cualquier persona que muestre simpatía por Central Norte, aunque no esté identificada con una camiseta, será expulsada del estadio y se le aplicará el derecho de admisión. Seguramente será complicado identificar a los infiltrados. De esta manera, los controles en las adyacencias a la cancha serán rigurosos, al igual que el ingreso.
Quedó establecido que el grueso de la hinchada de Mitre se ubicará en la popular lateral este, mientras que el resto del publico podrá instalarse en la platea preferencial, que será todo el sector oeste del estadio.
También fue confirmado que los dirigentes de Central Norte serán ubicados y encerrados en un corralito en la cabecera norte, con la finalidad de tener un acceso rápido y seguro a los vestuarios.
La Policía no dio a conocer la cantidad de efectivos que estarán afectados al operativo que se implementará, pero las advertencias ya están hechas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia