El delantero de Racing Diego Milito fue sometido a una infiltración en la rodilla izquierda que obligará a dosificar su entrenamiento durante esta semana y cuidarlo para que llegue en óptimas condiciones al partido de
ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, el jueves 7 de mayo frente a Wanderers en Montevideo.
Según informó oficialmente la Academia, Milito fue infiltrado el pasado viernes con factores de crecimiento de plaquetario, para intentar olvidar los dolores que lo afectan en la rodilla izquierda desde febrero pasado.
Esos dolores lo obligan a cuidarse semana a semana e incluso a ausentarse algunos partidos por recomendación médica, algo que el entrenador Diego Cocca sufrió en carne propia.
Este lunes, en el regreso a los entrenamientos de Racing en el predio Tita Mattiussi tras el fin de semana libre, Milito sintió alguna molestia en la zona por lo que se decidió que, tras las tareas de activación, hiciera gimnasio.
Durante el resto de la semana, el símbolo del plantel académico va a dosificar su actividad, porque viene de realizar dos dobles turnos seguidos en el cierre de la semana pasada.
Por eso aún es una incógnita si estará disponible para Cocca de cara al duelo frente a Lanús, como local, programado para el próximo sábado a las 20.15.
Más aún teniendo en cuenta que el jueves 7 de mayo, Racing deberá iniciar como visitante la serie de octavos de final de la Copa Libertadores frente a Montevideo Wanderers en el estadio Centenario.
En el entrenamiento Cocca dividió al plantel en tres grupos para realizar fútbol en espacios reducidos en una de las canchas del predio, en una modalidad que incluyó definición y arcos grandes.
El defensor Luciano Lollo y el mediocampista Gastón Díaz trabajaron a la par del grupo nuevamente, mientras que Mariano Bareiro y Luciano Aued se movieron de manera diferenciada, mientras evolucionan de manera favorable de sus lesiones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia