El Cata Díaz pasó de la fiesta a la tumba. A los 36' del primer tiempo, quiso sacar con la cabeza un remate de Romero y terminó metiendo la mano. ¿El resultado? Penal para Racing (Bou lo cambió por el 2-1) y roja para el capitán de Boca."Me pega en la cara y rebota en la mano", fue la explicación que le dio al línea, que, muy convencido de lo que había visto, ni siquiera lo escuchó. Estaba en lo cierto: en la repe se ve claramente que la pelota le da primero en la mano y después en la cabeza. Pero al Cata le quedaba una bala... No conforme con la expulsión, al retirarse le hizo fuck you a los hinchas de Racing, que lo estaban apuntando con un láser.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia