Deja atrás un año que lo llenó de gloria al ascender a la B Nacional con un equipo humilde como Juventud Unida de Gualeguaychú, y ahora se prepara para competir en la segunda categoría del fútbol argentino. Norberto Acosta, el salteño que llegó a la B Nacional como DT, pasó la Navidad en nuestra provincia, visitó la redacción de El Tribuno y habló de lo que se viene.

¿Cómo se prepara Juventud Unida para el debut?
Para este Nacional B solo habrá tres bajas y sumamos diez refuerzos; el más conocido es Martín Perelman. Estoy muy contento con él porque resignó una deuda de cien mil pesos que el club le debía para pagar la cláusula de rescisión y poder venir. Él sabe que allá cobramos todos los meses; si bien es otro el presupuesto, sabe que cumplen.

¿Cuál va ser el objetivo?
No descender, más ahora que descienden los últimos cuatro equipos. Va ser difícil.

¿Cómo vivís la previa?
Estoy ilusionado y ansioso. Si uno no arranca con la mejor expectativa, no tiene sentido. Después, partido a partido vamos a ver para qué estamos. Ya tenemos nueve refuerzos y nuestra línea fue buscar gente joven con ganas y hambre. Somos un equipo solidario.

¿Te imaginás ascendiendo a Primera División?
Y sí, ¿por qué no? Mirá lo que nos paso en este año ¿Por qué no ilusionarnos?

¿Cada vez estás más lejos de dirigir en Salta?
No. Me veo dirigiendo en Salta y, por qué no, llevando a un equipo de acá a la B Nacional.

Te dieron la oportunidad de dirigir apenas dejaste de jugar y te ratificaron en el cargo después de los ascensos ¿Qué tan importante fue eso?
Mucho, no debe haber sido fácil para los dirigentes dejarme a cargo apenas me retiré del fútbol, sin tener experiencia, y ratificarme. Siempre les agradezco por eso. Y me pregunto por qué no se le da una posibilidad a un técnico salteño acá; por ahí tiene más banca. Pero como no tienen experiencia traen de afuera, que es más fácil.

¿Qué falta para que un equipo de Salta ascienda a la B Nacional?
Faltaría paciencia. Porque viene un técnico, trae doce jugadores y le va mal y viene otro y trae doce jugadores nuevos... y así no se puede. Si se mantiene a un técnico y trae menos jugadores es más fácil que se ensamble. A lo mejor demorás un año más en lograr el objetivo pero no va pasar lo que pasa hasta ahora.
Me parece bien que Juventud haya mantenido a Pascutti, pienso que le va ser más fácil este campeonato.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia