Cachorros escribió el primer capítulo de su historia como institución. El tricolor creció, mostró y se coronó como el campeón de torneo Anual que organiza la Liga Salteña.
Tener la capacidad de escribir la palabra campeón es muy complejo, una habilidad que demostró poseer el club de barrio sur al derrotar en la final a Gimnasia y Tiro por penales (3-1), tras igualar 2 a 2 y alzar por primera vez el trofeo de flamante ganador del certamen.
“Costó mucho armar este plantel. Entre julio y agosto cuando estaba definido que podíamos entrar al decagonal, con la llegada de un par de jugadores, se ensambló un buen grupo”, distinguió Oscar Medía en diálogo con El Tribuno, en la visita a nuestra planta editorial en compañía de algunos referentes del plantel.
El anhelo del título comenzó a materializarse “después de ganarle a San Antonio y golear a Central, que no estaba en nuestros planes, nos cargamos de energías y nos dimos cuenta que podíamos. El decagonal fue casi perfecto, los partidos que no jugamos bien no lo perdimos. Esto hay que continuarlo, no se terminó con el título, es la primera final de muchas que van a jugar estos chicos, si siguen así”, opinó el DT. La clave del éxito en el tricolor fue saber mezclar experiencia y juventud: “Hay que ensamblar las edades, el jugador grande te trasmite confianza y el chico tiene más audacia, predisposición y ganas. Los más grandes son Pablo Ramos (40) y Gabriel Machado (36), pero entrenan a la par de los chicos”, destacó Mendía, quien en su carrera como técnico levantó su primer título en el Anual.
Justamente Machado fue uno de los referentes que marcó presencia en la antesala de la final doméstica: “En cierto modo soy el que más les hablo a los chicos, en este tiempo les hice un juego psicológico, los trataba de cagones a ver si reaccionaban y la verdad que me taparon la boca. Son chicos que jugaron con el corazón”, dijo el defensor.
“Tengo al mejor número 9 del torneo anual, Leo Cruz, inspirado como estuvo en estos diez últimos partidos marcó la diferencia”, dijo Oscar Mendía. “Tengo al mejor número 9 del torneo anual, Leo Cruz, inspirado como estuvo en estos diez últimos partidos marcó la diferencia”, dijo Oscar Mendía.
La juventud también tiene voz y voto en el tricolor y uno de los más calificados para describir por lo que pasaron es Patricio Luna: “Siempre nos quedamos a practicar penales. Mis compañeros me joden porque me tocaba patear y no llegué”, expresó entre risas.
En tanto, Carlos Churquina no tuvo inconveniente en admitir: “Quería patear el segundo penal y lo hice, tenía miedo de errar si llegábamos a estar igualados uno a uno”, confesó.
Por último, Pablo Ramos, quien desvió dos penales y se convirtió en el héroe de la noche, compartió: “Estaba dejando el fútbol y Oscar me llamó. Cuando llegué le dije que si peleábamos por algo me quedaba. Cumplió con su palabra”.
Luego Ramos contó cómo fueron los primeros pasos: “Al principio nos reíamos con Oscar porque tenía el plantel más estudioso, la mayoría faltaba a los entrenamientos por estudios”, comentó a modo de broma el arquero de Cachorros.


Lo que viene en el tricolor

Con el objetivo cumplido y los festejos del campeonato por venir, Oscar Mendía comenzó a planificar lo que será la participación de Cachorros en el próximo Federal C.
“Tengo que hablar con los dirigentes para saber con qué recursos económicos contamos, sé que pueden solventar los costos que demanda la organización de un partido y traslados. Ahora tenemos que ver qué le podemos brindar a los jugadores, porque la exigencia será otra, al igual que la exposición”, remarcó el DT.
Mendía tiene como prioridad mantener la base del plantel y muy pocos refuerzos: “No queremos hacer locuras porque esto sigue, después del Federal C si continuamos viene el Federal B o si no el Anual de nuevo”, concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia