Lionel Messi reveló este miércoles que la Selección argentina de fútbol estaba convencida de que iba a conseguir el título en la Copa América, a la vez que indicó que perder en la final ante el anfitrión Chile fue "un golpe duro para todos".
"Estábamos convencidos de que íbamos a ser campeones, nos teníamos mucha fe, fue un golpe duro para todos", señaló el jugador del Barcelona de España autor del gol del empate del elenco nacional en el amistoso frente a México jugado en los Estados Unidos.
En una nota concedida a TyC Sports, Messi además manifestó sus ganas de estar presente en el conjunto argentino: "Mientras el técnico (Gerardo Martino) quiera, voy a estar siempre, más allá de las todas decepciones por no haber conseguido nada en estos años".
Al ser consultado acerca de la proximidad en alcanzar a Gabriel Batistuta como goleador del equipo argentino Messi reconoció que sería "lindo por lo que significa" aunque le quitó importancia al señalar que "eso es lo de menos".
"Las eliminatorias van a ser cada vez más duras por los rivales que hay y tenemos que empezar bien porque después sabemos lo complicado que puede llegar a ser más adelante". "Las eliminatorias van a ser cada vez más duras por los rivales que hay y tenemos que empezar bien porque después sabemos lo complicado que puede llegar a ser más adelante".
"Tuvimos dos finales en seguidas, lo cual no es fácil lograr y lamentablemente no pudimos conseguir nada, pero tiene mucho merito lo que hicimos. A todos nos hubiese gustado levantar las dos copas o aunque sea una", aseveró.
En ese sentido añadió: "Se recibieron muchísimas criticas y muchas de mala manera porque, más allá que no logramos levantar una copa, tiene mucho mérito lo que hicimos".
Luego, al hablar de la gira declaró: "Terminamos bien estos amistosos, creo que hicimos muchas cosas buenas y también cometimos errores, pero tenemos que seguir trabajando para lo que viene que es lo importante y que va a ser muy duro. Fueron diez días positivos". "Con México hicimos lo que en la final con Chile no pudimos hacer, que fue tener la pelota, ser protagonistas, presionar siempre al rival y creamos muchas situaciones de gol mientras cometimos errores porque en el contraataque por ahí estábamos mal parados", culminó.
La Selección argentina tendrá ahora como objetivo las Eliminatorias Sudamericanas y debutará como local frente a Ecuador el próximo 5 de octubre mientras que el 13 del mismo mes visitará al equipo de Paraguay conducido por Ramón Díaz. En tanto, el 9 de noviembre recibirá a Brasil en una nueva edición del Clásico de las Américas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia