Se jugaban poco menos de 15 minutos en el Madrigal. Villarreal y Barcelona igualaban 0 a 0. Era un partido más de la Liga de España. Sin embargo, una situación inesperada trastocó los planes de una plateísta local.
En uno de los primeros ataques del conjunto catalán, Lionel Messi se hamacó de derecha a izquierda y casi desde el ángulo del área sacó un fuerte zurdazo que se fue apenas por arriba del travesaño.
La pelota impactó en la mano derecha de una hincha de Villarreal. La potencia del remate del crack rosarino la conmocionó. De inmediato, la mujer fue trasladada al hospital más cercano, donde se le diagnosticó una fractura de muñeca.
Según diversas informaciones, desde el club catalán ya se pusieron en contacto con ella para hacerse cargo de los posibles gastos ocasionados e invitarla a un partido en el Camp Nou.
A la mujer que saltó a la fama por el accidente que sufrió en la cancha le hicieron una nota en su domicilio y se mostró con las pantuflas del Real Madrid. Además, confesó ser fanática de Cristiano Ronaldo y bromeó que Messi lo hizo a propósito.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia