Lionel Messi se sometió hoy a una pequeña intervención para terminar con los problemas renales que lo tuvieron a maltraer a fin de año y le impidieron jugar la semifinal del Mundial de Clubes de Japón.
El rosarino llegó al Hospital Universitari Dexeus, en Barcelona, acompañado por Antonella, su mujer, por el médico del club Ricard Pruna. Ya le habían realizado una litotricia con láser (no fue una intervención quirúrgica) para quitarle los cálculos renales que le causaron tanto dolor en diciembre pasado.
Lío pudo dejar el hospital momentos después de la intervención y el jueves podría entrenar.

¿Qué es una litotricia?

Se trata de un procedimiento médico que utiliza ondas de choque -con tecnología láser- para romper cálculos que se forman en el riñón, la vejiga o el uréter (el conducto que lleva la orina de los riñones a la vejiga). Gracias a ese tratamiento, los diminutos pedazos de los cálculos son expulsados del cuerpo a través de la orina. Al no ser una intervención quirúrgica convencional (no es invasiva), el paciente abandona casi inmediatamente el hospital.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia