El astro argentino Lionel Messi todavía no expulsó la piedra que le causó un cólico nefrítico, pero las pruebas médicas que se hizo en el hospital aseguran que lo hará en las próximas horas, por lo que muy probablemente juegue la final del Mundial de Clubes ante River Plate en Yokohama, Japón.

El crack rosarino no se entrenó con el plantel del Barcelona esta mañana en Japón por asistir a un centro médico de Yokohama, donde se realizó estudios ecográficos que determinaron que está por expulsar la piedra que le impidió jugar la semifinal ante el Guangzhou de China.

La Pulga amaneció sin dolores, pero durante el día no se entrenó y podría hacerlo el sábado para estar presente en la final del Mundial de Clubes, frente a River, el próximo domingo a las 7.30 hora de Argentina, indicó el diario catalán Sport.

A su vez el brasileño Neymar se mostró recuperado de la pequeña lesión fibrilar en el aductor de la pierna izquierda que padeciera días atrás y que tampoco le permitió jugar la semifinal frente al Guangzhou Evergrande, de China, al que Barcelona superó por 3 a 0 con tres goles del uruguayo Luis Suárez. El jugador brasileño se entrenó a la par de sus compañeros, por lo que se descuenta que estará presente frente a los millonarios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia