Lionel Messi no realizó el trabajo de recuperación junto al plantel de Barcelona, luego de haber jugado ayer contra el Bayer Leverkusen por la Champions League, debido a que se ausentó del entrenamiento por motivos personales, informó el club, y no por una lesión.
Messi se tomó la zona de los isquiotibiales, durante un momento en el último partido de la fase de grupos de la Champions League en el Bay Arena de Leverkusen, y circularon rumores sobre una molestia. Sin embargo, desde Barcelona aseguraron que el delantero está en perfecta forma.
Desde que regresó a las canchas, tras estar dos meses alejado por una lesión de rodilla, Leo Messi se mostró en buen estado físico y con su habitual habilidad con la pelota y capacidad goleadora.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia