Entre tantos agradecimientos y saludos, Lionel Messi volvió a pedirle disculpas a los hinchas de River, por la final del Mundial de Clubes que le ganó con el Barcelona.
"Hubo mucha gente de River que viajó, hizo mucho sacrificio y esfuerzo por ese viaje, tenía una ilusión muy grande, y que me toque a mi como argentino sacarle la ilusión...", se sinceró Messi en una entrevista con ESPN, tras recibir un nuevo Balón de Oro.
La Pulga agregó que fue una situación rara y por eso decidió en el momento levantar la mano y pedir disculpas. "Me salió así, pero quedó ahí, porque como todos los partidos, como cada vez que llego a la cancha, yo quería ganar y ser campeón", aclaró enseguida.
Además, se refirió a su ausencia en la última doble fecha de las eliminatorias para la Selección argentina por la lesión en la rodilla derecha, y cómo fue para él ver al combinado nacional desde su casa.
"Fue jodido mirarlo desde afuera. Pero a quienes les tocó estar hicieron las cosas muy bien. Fueron partidos muy buenos. Nos da tranquilidad para todo lo que viene, en una eliminatoria en la que es cada vez más difícil clasificar", señaló.
También se refirió a la sequía de títulos de esta generación, más allá de las dos medallas doradas en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008. "Hicimos todo lo posible para conseguir algo. Estuvimos cerquita: en la final del Mundial y de la Copa América. No hicimos las cosas tan mal. No se nos dio por pequeños detalles, por cositas", dijo. Y no quiso mandar un mensaje especial para los hinchas: "La gente está cansada que le digamos cosas, quieren festejar igual que nosotros: quieren ser campeones, ser los mejores en cada torneo que jugamos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia