Lionel Messi, tras someterse el martes a una intervención menor para solucionar sus problemas renales, no entrenó hoy porque sigue convaleciente, aunque se espera que mañana ya esté a disposición de su DT en el Barcelona, Luis Enrique.
Los servicios médicos del club estimaban que Messi, de 28 años, se reincorporaría a los entrenamientos el día posterior a su operación pero, a juzgar por su ausencia, prefirieron que se quedara descansando en su casa. Es por eso que el crack rosarino no participó de la práctica matinal programada en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí para los jugadores descartados por el DT para el duelo de esta noche de semifinales de la Copa del Rey ante el Valencia en Mestalla, partido que supone un trámite ya que el Barcelona ganó en la ida por 7-0.
Entre los asistentes estaban la mayoría del resto de titulares como Javier Mascherano, Andrés Iniesta, Gerard Piqué, Neymar, Luis Suarez, Jordi Alba y Claudio Bravo.
A falta de comunicado médico oficial, lo previsible es que el capitán del seleccionado argentino esté disponible para la sesión de entrenamiento de mañana, de cara a la preparación del duelo de Liga frente al Celta de Vigo el domingo en el Camp Nou.
Messi se realizó ayer una litotricia, un tratamiento médico "no invasivo" para eliminar piedras y cálculos renales.
El futbolista fue intervenido en la Clínica Deseux de Barcelona bajo un fuerte hermetismo del club y su entorno, que no informaron ni de la operación ni sobre el estado de salud del mejor jugador del mundo, a pesar de que el problema en principio no es grave.
Barcelona indicó que se estaba haciendo unos estudios relacionados con sus problemas renales. De todas formas, Messi apenas estuvo unas horas en el centro médico.
La litrotricia es un procedimiento médico que utiliza tecnología láser -ondas de choque- para romper cálculos que se forman en el riñón. Después del tratamiento, los diminutos pedazos de los cálculos salen del cuerpo a través de la orina.
Con este tratamiento, los médicos de Messi buscan solucionar de forma definitiva el trastorno renal -cólico nefrítico- que le causó fuertes dolores al futbolista que le impidieron jugar la semifinal del Mundial de Clubes en Japón en diciembre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia