Embed

Se sabe que a Lionel Messi no le gusta salir nunca del campo de juego. Por eso cuando a los 10 minutos del partido entre Barcelona y Las Palmas en el Camp Nou pidió el cambio se encendió un alerta en el mundo del fútbol. Leo dejó la cancha por una lesión en su rodilla izquierda. Seis minutos antes chocó contra Pedro Bigas en una jugada de ataque que lo dejó en el suelo.
A los cuatro minutos, su rodilla izquierda impactó contra la de su rival y todo el Nou Camp se preocupó. A los 10, lo reemplazó Munir. Leo estaba en la mitad de la cancha y se fue caminando al banco. Fue trasladado a la clínica Creu Blanca de Barcelona y luego de los estudios realizados se conoció el diagnóstico: una rotura del ligamento colateral interno de la rodilla izquierda, que le demandará entre siete y ocho semanas de recuperación. Además de sus compromisos con el equipo catalán por Champions League y torneo español, Leo no estará en el comienzo de las eliminatorias con la selección argentina el 8 de octubre ante Ecuador en el Monumental y cinco días después ante Paraguay en Asunción.

Así salió Lionel Messi de la clínica, la cara de la Pulga lo dice todo. Ni si quiera se paró a hablar con un periodista cuando este le pregunta ¿Cómo estás? Muy dolorido, Messi ingresa a la camioneta que lo llevará otra vez al Nou Camp.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia