El capitán de la Selección argentina, Lionel Messi, mostró un costado íntimo en una charla con el personaje "Minguito", interpretado por el actor Miguel Ángel Rodríguez, en la que habló de su deseo de jugar en Newel´s Old Boys de Rosario, la frustración de la Copa América Centenario y el futuro de su hijo mayor, Thiago.
En el predio "Julio Humberto Grondona" de Ezeiza, antes de regresar a Barcelona tras quedar desafectado de la Selección por una lesión en el pubis, el rosarino aseguró que jugar en Newell's, es un tarea pendiente.
Sentado frente a "Minguito", la Pulga abrió un costado íntimo que pocas veces se le escuchó públicamente. Así, recordó que -en el vestuario- el equipo argentino estaba destruido después de perder por penales frente a Chile en la final de la Copa América Centenario, en junio pasado. "Sentí que las cosas no daban para más, estoy tan acostumbrado a que me peguen por cualquier cosa, que esa desilusión me llevó a decirlo. Pero cuando pasaron los días, más frío, me puse a recapacitar y viendo el grupo y el equipo que tiene Argentina decís: el algún momento se tiene que dar ", analizó.
"Cuando lo dije (la renuncia) lo hice sin pensar, fue lo que me salió en ese momento por la frustración que tenía. Realmente sentía que esa Copa América iba a ser, la vengo peleando hace mucho y conseguir algo con la selección es un sueño que tengo", comentó Messi.
También tuvo tiempo para valorar como "importante" la victoria lograda ante Uruguay (1-0) con gol suyo en el inicio de la era de Edgardo "Patón" Bauza como entrenador y repitió su deseo de cumplir un sueño de chiquito: "jugar en Newell's es un sueño que tengo pendiente".
Luego, la charla transcurrió en un tono íntimo, donde Messi reveló cómo es su rutina diaria en Barcelona, que bajó a la tierra a alguien que, podría imaginarse, es diferente. "Llevo una vida muy normal. A las 9:00 llevamos a Thiago al colegio con mi mujer, a las 10:00 llego al club, a las 11:00 comienza el entrenamiento y a eso de las 14:00 vuelvo a mi casa". A las 16:00, Thiago sale del colegio y lo vamos a buscar todos. Después aprovechamos para hacer algo en familia a la tarde hasta la hora de la comida. Volvemos, los chicos comen y se van a dormir", explicó. Messi sorprendió al asegurar que a Thiago, -su hijo mayor- no le gusta mucho jugar con la pelota, aunque aclaró que en el club Barcelona están tratando de "iniciarlo".
Finalmente, reveló que su proyecto de vida a futuro está en la Argentina, donde están su familia y la de su mujer Antonella Rocuzzo, pese a llevar 16 años de arraigo a Barcelona. "Siempre lo hablamos con Antonella, en Argentina tenemos todo, su familia y la mía están acá. Nos gustaría volver, en mi país viví muy poco porque me fui con 13 años", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia