Dos motivos esenciales son los que llevan a Gerardo Martino a tocar el equipo que el sábado enfrentará a Jamaica en Viña del Mar, en la definición del Grupo B de la Copa América.
El Tata no quiere correr riesgos para la siguiente etapa, con los jugadores que arrastran molestias físicas o los que ya sumaron una tarjeta amarilla en los dos primeros partidos.
Para definir la formación que presentará ante Jamaica, Martino esperará a la práctica vespertina de hoy, porque allí concretará el ensayo definitivo, con los once que irán por la victoria para poder asegurar el primer puesto en la zona.
Es que eso le permitiría seguir en la sede de Viña del Mar en los cuartos de final, donde se cruzaría con uno de los mejores terceros.
Con este panorama, los que están en duda son Nicolás Otamendi y Marcos Rojo, con una amarilla, más Sergio Agüero, que se repone de un traumatismo en el hombro.
Mientras que serán evaluados físicamente Javier Pastore y Angel Di María, de gran desgaste en los partidos ante Paraguay y Uruguay.
Hay que recordar que en las dos primeras fechas cinco futbolistas argentinos recibieron una tarjeta amarilla y deben cuidarse en el partido frente a Jamaica, porque si vuelven a ser amonestados no podrán jugar en los cuartos de final.
Luego de esta primera etapa se "limpia" la planilla de cada uno y todos empiezan de cero.
Los que están en capilla por lo ocurrido en los primeros juegos con Paraguay y Uruguay son Romero, Roncaglia, Otamendi, Rojo y Mascherano.
El reglamento de la Copa América especifica que las amarillas se limpian en los cuartos de final, pero desde esta instancia y hasta la final aquel que acumule dos amonestaciones quedará suspendido una fecha.
En virtud de los amonestados y lesionados o cansados, Argentina formaría mañana con Romero; Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo; Banega o Pereyra, Mascherano, Pastore; Messi, Tevez y Lavezzi o Lamela.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia