El rosarino Lionel Messi afirmó hoy que utiliza "la presión" constante que existe sobre él "para ser mejor" y que la llegada de su hijo Thiago le cambió "radicalmente" la vida.
"Cuando siento el césped bajo mis pies me siento seguro. Uso la presión para ser mejor, porque la presión me ayuda a desarrollar mis habilidades", sostuvo Messi en una entrevista publicada hoy por la revista inglesa FourFourTwo.
El capitán del seleccionado argentino contó que apenas termina un partido ya piensa "en el otro" y que juega "por instinto".
"En cuanto acaba un partido ya pienso en el otro, pero lo hago de forma natural. Yo no soy de gritar o chillar en el vestuario antes de salir a jugar. Prefiero estar callado, con mis pensamientos. Es verdad que imagino situaciones del juego", señaló Messi.
De gran presente en Barcelona, Messi remarcó que juega "por instinto. En el campo siempre busco el mejor movimiento o la mejor decisión y procuro no hacer lo que el rival cree que voy a hacer".
Por último, el crack rosarino destacó que haber sido papá le la cambió "radicalmente" la vida.
"Mi hijo me ha cambiado la vida radicalmente. Es lo más importante de mi vida, lo mejor que me ha pasado nunca. Antonella me dice que cuando me ve por televisión me reconoce y eso me gusta", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia