Antes del inicio de las pretemporadas del Barcelona y del Real Madrid, los futbolistas utilizan sus días libres para relajarse junto a sus amigos y familiares en uno de los lugares más bellos del planeta.
La isla de Ibiza, frecuentada por estrellas mundiales del deporte y del espectáculo, además de otras áreas, ha sido elegida por Lionel Messi y por Cristiano Ronaldo para pasar sus vacaciones.
Los futbolistas han alquilado lujosos yates para recorrer el mar Mediterráneo, con tanta casualidad que ambos deben amarrar sus embarcaciones en el muelle Marina Botafoch, a tan solo dos botes de diferencia. El "amarre" ronda los 300 dólares diarios.
Cristiano Ronaldo estuvo en Ibiza con amigos antes de la Eurocopa y ahora regresó para festejar el campeonato.
Messi se encuentra con su esposa Antonella y sus hijos de vacaciones tras la final de la Copa América, y tras un paseo por las Bahamas ha recalado en la isla española. Uno con la familia, el otro con amigos. Ambos se dan el gusto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia