Lionel Messi escribió ayer otro capítulo inolvidable en su carrera al convertirse en el máximo goleador en la historia de la Liga de España, luego de marcar tres tantos en la goleada 5-1 al Sevilla en el Camp Nou.
El capitán del seleccionado argentino, que se había quedado con las ganas de alcanzar los 251 goles de Telmo Zarra en los últimos encuentros, se destapó ante el equipo andaluz y con tres tantos rompió la marca de quien fuera goleador del Athletic de Bilbao entre 1940 y 1955.
El gol que le permitió alcanzar a Zarra llegó en el primer tiempo, a los 21 minutos, cuando tras recibir una falta de Éver Banega cerca del área, se hizo cargo del tiro libre y, con maestría, ubicó la pelota en el ángulo derecho de Beto, el arquero portugués del Sevilla.
Embed

En el segundo tiempo debió esperar 27 minutos para romper el récord y poner su nombre en lo más alto de la tabla histórica de goleadores.
El partido estuvo detenido unos instantes, ya que todos sus compañeros los abrazaron y lo levantaron en andas, mientras los casi 80.000 fanáticos que colmaron el estadio rugían el ya habitual "Meeesiii, Meeesiii".
Lejos de conformarse, a los 33 min, el rosarino no dejó dudas y, luego de una gran jugada individual y una muy buena devolución de Neymar, sacó un remate preciso que se metió junto al palo derecho de Beto.
El 5-1 de Barcelona fue lo de menos para los miles de hinchas catalanes y para casi todos en el Camp Nou, ya que las miradas se posaron en Messi.
Luego del encuentro, Lionel Messi, rodeado por sus compañeros y con los hinchas que no se movieron de sus asientos siguieron con atención la proyección de un video con los goles.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia