El seleccionador sudafricano de rugby, Heyneke Meyer, mostró su desdén sobre el partido por el tercer puesto del Mundial, con una frase expresiva, "es como besar a tu hermana", dijo el sábado justo después de perder con Nueva Zelanda en semifinales (20-10), si saber quién sería su rival.
La derrota de Argentina el domingo contra Australia (29-15), en la otra semifinal, definió el otro equipo que jugará por el tercer puesto, el viernes en el Estadio Olímpico de Londres, en un duelo que reunirá a Springboks y Pumas. "Mentalmente, es muy duro. No significa nada para mí. Es como besar a tu hermana", afirmó Meyer tras perder con Nueva Zelanda.
El segunda línea Victor Matfield desdijo a su entrenador, señalando que todos los partidos son importantes cuando se defiende la camiseta sudafricana. "Nunca hay un partido que no signifique nada cuando te pones la camiseta de los Springboks. Nos dará tiempo a tener un par de buenas sesiones entrenamiento", señaló el jugador de los Northampton Saints.
"Para mí es probablemente mi último partido con Sudáfrica. Quiero ganar ese último partido con los Springboks. Para uno o dos compañeros será su último partido también y queremos que sea especial. Queremos que la gente tenga miedo de nuevo a la camiseta de los Springboks", indicó el forward de 38 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia