Terminar el Dakar es el sueño de cualquier piloto que compite en el rally más peligroso del mundo. Y terminar en las primeras posiciones es algo muy difícil para los debutantes. Sin embargo, el salteño Kevin Benavides lo logró: finalizó en el cuarto puesto, haciendo muy buenas etapas.
Al finalizar el rally, Kevin realizó un balance y dijo: "Terminé cuarto en mi primer Dakar, creo que hice buenas etapas, en algunas tuve algunos problemas pero por pagar derecho de piso; después algún problema con la torre de navegación... pero creo que fue una carrera muy buena y estoy muy feliz. Después de Salta todas las etapas fueron muy difíciles, muy duras, complicadas pero en cada una traté de disfrutar al máximo y pasarla bien arriba de la moto".
Lejos de ser un improvisado, el salteño habló de sus intenciones apenas comenzó la competencia y dejó en claro: "Me preparé mucho para esta competencia, mi objetivo era tratar de llegar a los diez estoy dentro de los cinco mejores, así que muy feliz".
Al llegar al final del Dakar, la emoción se apoderó de Benavides y contó cuáles fueron sus sentimientos: "Cuando vi la llegada fue un alivio, hoy fue una etapa muy difícil, salíamos al último y teníamos que pasar muchas motos. He pasado muchas veces muy arriesgado, me la venía jugando, venía dando el máximo para tratar de llegar y ganarle a Helder (Rodríguez), que estaba segundo en la etapa, conseguí sacarle ventaja y quedarme en el cuarto puesto".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia