El torneo Federal A no solo implicará para los equipos salteños un laberíntico, pedregoso e interminable sendero plagado de dificultades.
La nueva estructura de torneo demandará equipos más competitivos, más largos, con mayores variantes y resistencia, pero también implicará mayores erogaciones económicas y replanteos presupuestarios en relación con un certamen maratónico y sin parates que incluirá un mínimo de 31 partidos. Los dirigentes deben fijar un presupuesto anual de acuerdo a los elevados costos a razón de una mayor cantidad de viajes y distancias más largas a recorrer en la fase regular.
Solo en la primera ronda, antonianos y millonarios deberán recorrer vía terrestre un total de 7.122 kilómetros arriba de un micro, del cual se desprenden que 2.876 kilómetros corresponden a dos incursiones cada uno a La Rioja (Andino y Américo Tesorieri) y 1.964 equivalentes a dos viajes a Catamarca (San Lorenzo de Alem y Unión Aconquija en Andalgalá).
Si bien los clubes salteños reciben un descuento de un 40 por ciento por tener de sponsor a una importante empresa de transporte, se estima que en ocho viajes por el país, a razón de una tarifa standard de 30 pesos el kilómetro, Gimnasia y Juventud afrontarán un gasto de entre 200 y 250 mil pesos solo en viajes, sin incluir alojamiento y comida (de 20 a 25 mil pesos por estadía), lo que significaría entre 160 y 200 mil pesos más.
"Estimamos un costo de 250 mil pesos solo en traslados. Los gastos de alojamiento dependen de las distancias; por ejemplo, para viajar a La Rioja saldríamos tres días antes del partido, no así en un viaje a Jujuy", explicó el dirigente del fútbol santo Rafael Del Carlo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia