El director técnico de Independiente, Gabriel Milito, afirmó que la posibilidad de dejar el cargo tras la derrota en el clásico ante Racing Club, el pasado domingo, no la manejó nunca aunque reconoció que quedó preocupado y dolido por el rendimiento del equipo.
"La posibilidad de irme no la tuve nunca. Quedamos preocupados y dolidos por lo que fue el partido, el resultado y la superioridad del rival", expresó Milito en el primer contacto con la prensa luego de la derrota 3-0 en el Cilindro.
En la previa del duelo del domingo ante River Plate, el Mariscal pidió disculpas por haber suspendido la conferencia de prensa posterior al partido ante Racing y aceptó que el equipo jugó "el peor partido posible en el peor escenario".
"Tenemos la misma desilusión que el hincha porque en un partido especial como el clásico la forma en la que nos superaron nos preocupó", agregó Milito sobre las consecuencias de la caída ante el clásico rival.
Luego de la reunión del lunes con los dirigentes en la que se pusieron de acuerdo cómo seguir el entrenador señaló que el equipo debe levantarse y seguir luchando.
"La ilusión no se puede perder. Hay que levantarse y seguir luchando. Es un duro momento que hay que afrontar y no esconderse", agregó Milito, quien reconoció que el balance del año "cuesta que sea positivo".
Independiente fue eliminado en las Copas Sudamericana y Argentina y en el certamen local está 15to. a diez puntos del líder Estudiantes de La Plata.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia