El delantero y capitán de Racing Diego Milito debió abandonar hoy la concentración del plantel en Mar del Plata, donde realiza la parte más fuerte de la pretemporada, para atender un asunto familiar, aunque sumó un dolor de cabeza para el entrenador Facundo Sava.
Es que luego del turbulento inicio del viaje a Mar del Plata con la baja momentánea de Gustavo Bou, Sava no pudo contar en el entrenamiento de este domingo con Milito.
El delantero, de 36 años, debió viajar de urgencia a Buenos Aires por una complicación de salud del padre de su mujer, Ana Sofía.
En caso que se resuelva favorablemente en las próximas horas, Sava volverá a contar con el delantero este mismo lunes, teniendo en cuenta el debut en la Copa de Oro del torneo de verano previsto para el jueves 14, ante Estudiantes de La Plata, en el estadio José María Minella.
Sin el capitán y sin el defensor Nicolás Sánchez, que se quedó haciendo labores de kinesiología en el hotel debido a la lumbalgia
que lo aqueja, el grupo trabajó primero en el gimnasio con tareas de activación muscular y luego con un circuito de aparatos destinado a ejercitar la fuerza y la potencia en el tren superior y en el tren inferior.
Una vez finalizada la primera parte del entrenamiento matutino, la delegación se trasladó a la cancha del club Kimberley, donde los contactos iniciales de los futbolistas con la pelota se dieron mediante una serie de rondós simultáneos.
Luego, llegó lo tarea más importante diagramada por Sava, mediante el desarrollo de un ejercicio físico-técnico de velocidad, coordinación, precisión y destreza individual que contenía también finalización.
El circuito en cuestión era atravesado de a dos jugadores por vez y contaba con estaciones sucesivas integradas por barras, conos, aros, estacas y figuras fijas, mediante las cuales se debía pasar con dominio del balón y pases; hasta llegar al área grande en donde se definía ante el achique del arquero. La intensidad y la velocidad exigida al plantel a lo largo de esta labor fue en aumento, para mejorar de este modo las combinaciones colectivas y las respuestas individuales ante el mismo ejercicio.
Mientras los arqueros Gómez y Musso participaban de la actividad, Sebastián Saja e Ibáñez practicaron en la cancha 2 junto al entrenador de arqueros Gambandé.
Para ellos hubo labores específicas del puesto ejercitadas mediante tareas sucesivas de velocidad, coordinación, agudización de los reflejos y direccionamiento preciso de saques con las manos y con los pies.

Bou ya trabaja con sus compañeros

El delantero Gustavo Bou, quien el viernes no había viajado a Mar del Plata junto a sus compañeros, llegó ayer a la ciudad costera y se entrenó bajó las órdenes del entrenador Facundo Sava.
El goleador de Racing, que sorprendió al no viajar junto con el resto del plantel para realizar la pretemporada, solucionó su situación con la dirigencia y dejó en claro que su intención no es abandonar el club sino lograr una mejora en su contrato.
"Quiero dejar en claro que soy y seré un agradecido al club, compañeros y especialmente a toda la gente de Racing. Que me vi obligado a tomar una decisión en busca de una respuesta que con el paso de los días no pude obtener", escribió en su cuenta de la red social Instagram el atacante de 25 años.
"Racing ha sido lo más importante que me ha pasado profesionalmente. Y esto es algo que nada ni nadie cambiara. Pero mi familia merece que defienda su bienestar de la misma manera que defiendo a Racing en la cancha, con el corazón", concluyó.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia