Racing comenzó a preparar con más ímpetu el partido contra Rosario Central por semifinales de Copa Argentina, el próximo viernes en Salta,
donde reaparecerá su capitán Diego Milito, quien no estuvo en el triunfo ante Boca el último domingo.
El conjunto dirigido por Diego Cocca, que quedó concentrado luego de la victoria ante el xeneize y practicó el lunes en forma liviana, inició el tramo más fuerte de la semana en una de las canchas auxiliares del estadio Juan Domingo Perón de Avellaneda.
Para comenzar la jornada, el DT dividió al plantel en dos grupos: por un lado, los que derrotaron al xeneize comenzaron trabajando en el gimnasia, mientras que el resto arrancó trotando en la cancha auxiliar.
El grupo que estuvo en la cancha aprovechó para llevar adelante distintas variantes de fútbol reducido de posesión, para no perder ritmo y seguir mejorando algunos aspectos.
Por el lado de los lesionados, Leandro Grimi y Carlos Núñez se movieron a un costado del campo, realizando ejercicios de movilidad y coordinación.
El lateral ya dejó atrás su desgarro y de no mediar inconvenientes, llegaría para el viernes, mientras que junto a ellos también estuvo Brian Fernández, quien aún aguarda la sanción de Conmebol por su doping.
Además, los arqueros trabajaron con bajo el mando de Juan Gambandé, con labores físicas y técnicas específicas del puesto.
La Copa Argentina es el máximo objetivo al que puede aspirar la Academia en el corto plazo, porque si bien está dentro del pelotón que disputará la Liguilla Pre-Libertadores, de conseguir el título no sólo sumaría una estrella, sino que lograría la clasificación directa a la máxima competencia internacional de clubes del continente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia