Henal fue a cabecear en la última jugada del partido que Cuiabá perdía 1-2 frente a América por la Serie C del Campeonato Brasilero y tuvo su recompensa.
No pudo de cabeza, pero fue afortunado y tras el rebote la pelota volvió a él quien definió de zurda y pese a que el disparo no llevaba demasiada fuerza, la pelota pasó entre un montón de piernas que poblaban el área. Sin dudas, la jugada de su vida para sentirse héroe por un día.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia