El trágico final de Pablo Giménez tiñó de oscuro la victoria de San Lorenzo frente a Huracán en el clásico del barrio.
En primera instancia, se dijo que el hincha del cuervo cayó al vacío por accidente, aunque el presidente azulgrana deslizó la posibilidad de que haya tratado de un suicidio aunque derivó la investigación en la policía.
'Esto sucede siempre, se suben a lo alto de la tribuna, aún en partidos donde hay lugar para estar cómodos. Nunca había sucedido algo así en el club (la caída de un hincha). Seguramente lo va a determinar la pericia, pero hay algunas versiones que indican que tal vez el chico se tiró', deslizó Lammens.
'Hay gente que estaba alrededor que dijo que entregó los lentes antes de que pase esto', dijo Lammens a los periodistas.
Durante el encuentro del domingo, la voz del estadio instó en varias ocasiones a los hinchas subidos a lo alto de la tribuna popular que se bajaran de allí, algo que Giménez no obedeció y que tuvo como consecuencia un trágico desenlace.
Por otra parte, el hincha de San Lorenzo Esteban Otero atravesaba hoy un ‘cuadro complicado‘ por una severa lesión en la columna vertebral, producto del golpe que recibió el golpe del cuerpo de Pablo Giménez. El presidente del club azulgrana, Matías Lammens, estuvo junto a la familia de Otero en el hospital Fernández, donde aseguró que ‘el cuadro es muy complejo‘ y que el hincha estaba siendo operado para recuperar ‘capacidad respiratoria‘, aunque tiene una lesión en la columna.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia