Para Leonardo "Tano" Ísola haber terminado vigesimoquinto el Patagonia Run, el fin de semana, significó haber tachado del calendario una de las competencias de trail running más importantes de la región con una muy buena performance. Ahora se viene lo que le quita el sueño: Leadville, una de las carreras de las más duras del mundo.
Con respecto al circuito, Ísola, quien es considerado uno de los atletas más representativos del norte, contó a El Tribuno: "Éramos 139 y llegamos 78 creo, así que ahí se ve la dureza. Tuve un arranque excelente, después algo de malestar entre el kilómetro 40 y el 80 k, pero me recuperé y pude apretar".
"Fue una competencia muy dura, muy desgastante, pero de cabeza al 100%. Salvo ese malestar, fui a muy buen ritmo", agregó.
Durante varios años el salteño intentó anotarse al circuito de Leadville, pero no tuvo suerte hasta que corrió el Atacama Xtreme, una competencia de 160 kilómetros en el desierto y fue aceptado para viajar a Estados Unidos.
"Este es el mayor objetivo al que me voy a enfrentar, el más significativo de todos. Es una carrera de las grandes ligas", dijo.
Tras regresar de la Patagonia, el corredor fuera de pista ya se imagina el duro trabajo de cara a Leadville. "Ahora vienen un par de semanas de descanso y a darle duro".
Otra salteña que hizo una excelente carrera fue Valentina Cha, quien culminó en el vigesimonoveno puesto en la tabla general y segunda en su categoría.
Junto a Natalia Suppa es una de las atletas de running que viajó a Mont Blanc en 2015.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia