Salvador Mónaco es el elegido para dirigir Gimnasia y Tiro, el primer nombre, el que pica en punta y tiene casi todo acordado para desembarcar en la Vicente López tras el ciclo de Luis Rueda, que terminó con la derrota ante Andino en La Rioja. Sin embargo, hasta que no esté todo arreglado, el actual entrenador de Unión Aconquija, que debe desvincularse del club en el cual está trabajando y por respeto a Rueda (hasta anoche no había rescindido oficialmente el vínculo con la entidad millonaria), prefiere bajar los decibeles y poner paños fríos.
En diálogo con Alentandoo, Mónaco expresó: "Hubo llamadas de allegados de Gimnasia, pero soy respetuoso del colega que tengo entendido que aún sigue siendo técnico y por eso no puedo dar nada por sentado. Yo estoy pensando en Aconquija y en el compromiso que tenemos el domingo con Andino. No lo voy a negar, me seduce mucho Gimnasia, un club prestigioso y que me tengan en cuenta es muy lindo y muy agradable. Yo hablé con la dirigencia de Aconquija, ellos estaban molestos por los rumores, pero hablé con el hijo del presidente, Horacio Gutiérrez, les conté de esta propuesta y ellos me dijeron que si hay una opción que a mi me convenga y me brinde un salto de calidad, no tendrían problemas en consensuarlo y lo considerarían, más allá que tengo un contrato por cumplir", expresó el entrenador.
De todas maneras, la cautela y los paños fríos predominan del lado del entrenador y de la dirigencia.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia