La actualidad pudo más que el ranking. Después de la final en Buenos Aires, Juan Mónaco (48º) frustró el retorno al circuito de Marin Cilic (10º) y se impuso por 6-4 y 6-4 en segunda ronda de Indian Wells.
Además, Federico Delbonis (79º) cayó en sets corridos con Kevin Anderson (17º).
Mónaco se valió de las irregularidades propias de un Cilic que llevaba cuatro meses sin competir por una lesión en el hombro, y cantó victoria en una hora y 25 minutos. El último partido de Cilic en el circuito ATP fue mediados de noviembre, en el Masters de Londres. Sufrió tres derrotas en tantos partidos de grupo.
En ambas mangas, el argentino comenzó break arriba, cedió la ventaja y luego volvió a quebrar en los games decisivos. Meritorio 4 de 5 en ese rubro para Mónaco, que además sumó un 76 por ciento de puntos ganados desde el primer servicio.
De esta forma, el tandilense sortea dos ruedas en un Masters 1000 por segundo evento consecutivo (viene de hacer octavos en Shanghai). La estadística cobra relevancia si se tiene en cuenta que llevaba siete torneos de esta jerarquía sin avanzar más allá de una ronda.
Mónaco, 48º jugador del ranking mundial, ha ganado los últimos dos de los tres enfrentamientos contra Cilic en el circuito ATP. El tandilense llega a tercera ronda de Indian Wells por primera vez en tres años, pero su mejor resultado en este torneo fueron los cuartos de final que alcanzó en 2010.
En tercera, Mónaco se verá con el australiano Thanasi Kokkinakis (124º), de 18 años, que por primera vez pisa esta instancia en un Masters 1000. Ayer, dejó atrás a Guillermo García López (26º) en tres mangas.
En tanto, punto final para el envión de Delbonis, que incluyó un enorme festejo en el quinto punto de la Davis contra Brasil y un primer paso efectivo en Indian Wells. En segunda ronda, el argentino se topó con el oficio de Anderson y cayó con parciales de 6-4 y 7-5.
Delbonis no pudo gestarse chances desde la devolución ante un rival que ganó 7 de cada 10 puntos con su servicio y que prácticamente no varió sus porcentajes entre primero y segundo.
El argentino apenas contó con dos puntos de quiebre en el encuentro: ambos en un mismo game, y ya set y break abajo. Anderson los desactivó y pronto no hubo más partido.
Para el azuleño, de todas maneras, Indian Wells representó su primer Masters 1000 con victoria en el cuadro principal desde Madrid 2012. En el medio, siete derrotas en primera ronda y tres clasificaciones frustradas.
El torneo de Indian Wells se juega sobre una superficie de cemento y reparte 5.381.235 de dólares en premios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia