El itinerario del día en Gimnasia y Tiro estaba marcado y fijado luego de la dolorosa derrota de Gimnasia y Tiro ante Andino y el posterior viaje de regreso de La Rioja hasta Salta: la dirigencia millonaria debía reunirse hoy con el todavía entrenador Luis Enrique Rueda para intentar acordar un "alejamiento elegante" del Cóndor de la dirección técnica del millonario y, en caso que el técnico aún mantenga su postura firme de no renunciar, ya estaba decidido su despido, pese a los altos costos que esto le implicará al club (hacerse cargo de los sueldos de dos entrenadores de la Primera hasta fin de año).
Además, hay consenso generalizado con que Salvador Mónaco sea el próximo entrenador de Gimnasia y Tiro. Lo eligió la mayoría de la cúpula dirigencial y la subcomisión de fútbol, en el previo momento álgido de Rueda ya lo habían hablado, el actual entrenador de Unión Aconquija se está desvinculando del club catamarqueño y está todo acordado para que éste sea el nuevo DT.
Sin embargo, la triste noticia del fallecimiento de la esposa del presidente del club, Marcelo Mentesana, cambió todos los planes y dilató los pasos a seguir. Por tal motivo, en el albo postergaron la reunión con Rueda para acordar su salida, la cual seguramente se producirá mañana. Sin embargo, dado lo estrecho de los tiempos (Gimnasia recibirá el domingo a Concepción Fútbol Club en el Gigante del Norte), Federico Acuña dirigirá de manera internina al albo ante el cuervo tucumano.
Lo cierto es que, pese a que hoy fue un día especial en el albo (el club está cerrado por duelo, se suspendieron todas las actividades y reuniones e, incluso, el entrenamiento vespertino que iba a comandar Rueda por la tarde), ya está todo acordado para que Mónaco, junto a un su grupo de colaboradores, sea presentado el lunes como nuevo DT de Gimnasia y comience a trabajar desde ese día, de cara a la visita a San Martín de Tucumán en la Ciudadela, que se producirá el próximo 7 de junio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia