Pablo Motta es una de las apuestas de buen juego para el esperado clásico que se viene, el que disputarán Juventud Antoniana y Gimnasia y Tiro el domingo en el Martearena. El experimentado mediocampista cordobés palpitó y comenzó a vivir el gran duelo en la redacción de El Tribuno. No le esquivó a ningún tema: habló de los méritos de Gimnasia para vulnerar al mejor equipo del torneo, elogió a Juventud, confesó su tremenda ansiedad previa, se refirió a la salida de Rueda como DT, a la llegada de Bianco y a la imperiosa necesidad de un ascenso en el fútbol salteño. "Solo pensamos en ganar más allá de a quién enfrentemos. El clásico es la frutilla del postre", expresó el Gato, para luego añadir: "Juventud llega más distendido y nosotros con todas las ganas y el cuchillo entre los dientes. Nosotros nos jugamos una final, todavía no conseguimos nada, ellos sí. Ojo, no tengo dudas de que Juventud se jugará la vida contra nosotros, pero está en nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestros pies alzarnos con la victoria. Juventud por algo perdió un partido, pero nosotros tenemos lo nuestro. Tuvimos un buen torneo, pero se vio opacado por el gran presente de ellos. Ganamos 9 partidos y no es poco, ojalá que el número 10 sea el domingo", rezó.
Luego, ensalzó a su plantel: "Es fundamental que nos hablemos en la cancha. Los más grandes y los más chicos tenemos la misma presión por clasificar. ¿En Juventud? Salvo Calderón, el resto tiene 300 partidos en el lomo y más también. A eso hay que respetarlo, saben a lo que juegan. Pero nosotros, partido a partido nos sentimos más cómodos con lo que nos pide el Chaucha. La diferencia en la tabla es relativa, Juventud también empató con Zapla hace tres fechas. Se partió la tabla al medio y estamos a un punto de San Martín. Dependemos de nosotros, sería distinto nuestro ánimo si dependiéramos de otros".
El zurdo volante del albo también fue autocrítico: "No tenemos el volumen de juego que queremos, nos cuesta mucho meterla, pero estaríamos más preocupados si a las situaciones no las generaríamos. Tomamos a las críticas de forma positiva y para crecer, sabemos que en Salta es bastante ácida la crítica. Somos grandes y sabemos lo que hacemos mal, tenemos gente de experiencia".
También le habló al hincha: "Estamos a un paso de clasificar y el hincha nos apoyará. Nos pueden reprochar que no estamos brindando un buen juego, pero nunca que alguno no puso o que dejamos de correr. Estamos metidos en el proyecto, queremos ascender porque además nos suma en chapa, en prestigio como jugadores. Lo ganaremos con el corazón, con valentía, con coraje. Yo pienso todo el día en el clásico, en lo que tengo que hacer, en quién tengo que marcar. Lo vivo y lo siento así, de una manera casi exagerada, me pongo nervioso de más, a la noche si no tomo una pastilla para dormir no duermo bien, me meto mucho", confesó Motta, quien ya juega el clásico a su manera.

Sus "tips" para ganar el gran duelo

El Gato Motta también explicó cómo podrán vulnerar a un Juventud "dulce" que querrá amargar a Gimnasia. "Si les cortamos las conexiones podemos ganarles, hay que tratar que la pelota no le llegue limpia a Balvorín. Si le sacamos la pelota y la tenemos nosotros, no le va a gustar. Hoy Balvorín te la manda a guardar. Hay que presionarlos para que no tengan volumen y atacarlos", consideró. Además, se refirió a la salida de Luis Rueda y la llegada del Chaucha Bianco en medio del torneo. "Si cambian un DT es por algo. Luis creyó que hacer tantos cambios era lo mejor, él mandaba en ese momento y lo obedecíamos, estemos o no de acuerdo. Él estaba haciendo sus primeras armas y Bianco llegó con mucha experiencia. Se nota el cambio. Le agarramos la mano rápidamente por la forma de hablar que tiene este técnico, nos transmite tranquilidad. Después de perder 0-3 con San Martín tuvimos una charla profunda sobre los errores y supimos lo que teníamos que mejorar. Después de ahí, ganamos tres partidos y empatamos uno. Estamos comprometidos al 110 por ciento, queremos llevar al club a lo alto", comparó.

Con el ataque bien afilado

El volante presagió buenas actuaciones de los atacantes elegidos por Bianco para el clásico. Bielkiewicz está muy afilado, la Chancha en cualquier momento se despierta y te emboca. Creemos en la pelota parada. Pero lo único que me interesa es ganar", aseguró.


La falta de ascenso, Messi y la Selección

A la hora de reconocer la presión por clasificar, Motta también hizo hincapié a la malaria que castiga al fútbol salteño, con casi una década sin representación en las dos principales categorías del fútbol argentino. "La presión se siente porque Salta está muy necesitada de vivir un ascenso, la vemos pasar cerquita. Está pegando en el palo el ascenso por Salta. La gente está impaciente, pide y exige, que no lo veo mal. Hay que ser más contemplativos con los proyectos, porque no es fácil. Hay 40 equipos en el Argentino A y todos queremos ascender. En Gimnasia queremos hacer lo mejor", reflexionó, para luego ahondar: "¿Por qué se fracasa? Pasa en el Federal A y pasa con la Selección nacional. A veces se gana y a veces se pierde. A la Selección se le critica por no salir campeón y llegó dos veces en un año a una final. Este es el único lugar en el mundo en el que se critica a Messi, pero el argentino es así, hay mucho gataflorismo. Yo tampoco sé por qué cuesta tanto ascender en Salta. Muchos hinchas de Gimnasia vivieron épocas gloriosas y hoy les toca este presente. Grandísimos planteles se armaron en Salta, hay jugadores, el hincha acompaña, pero no se dio. No le encontrás explicación".


.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia