El ciclo de Mauricio Pellegrino está llegando a su fin y empezo la danza de reemplazantes.
Independiente, a tres fechas del final del torneo, no tiene demasiados objetivos y la dirigencia empieza a construir lo que será el próximo semestre, con el inicio del torneo largo, la Copa Argentina y la Sudamericana.
Hay dos nombres que suenan fuerte en los pasillos del rojo. Uno es del riñón del club. Se trata de Gabriel Milito. El otro es un técnico internacional, campeón de la Copa América y es el sueño de todos en el diablo. Se trata de Jorge Sampaoli. Se conoció que Hugo Moyano aprovechó que el exentrenador de la selección chilena estaba en el país por la presentación de un libro y tuvo un contacto informal esta semana.
También se pudo saber que no hablaron de números, sino del proyecto futbolistico. Jorge Sampaoli confesó tiempo atrás que lo "motivaba" ser el hombre que devuelva a Independiente a los primeros planos y antes de acercarse a eso quería conocer en detalle cuál es la situación.
Contento con el material que tienen en la entidad, en ese diálogo futbolero le contó a Moyano que hay dos referentes de peso que no entrarían en su proyecto si finalmente se llega a un acuerdo: Jesús Méndez y Jorge Ortiz.
Al mismo tiempo, consultó por el estado de las instalaciones del campo de entrenamiento en Villa Domínico. Rápidamente, el dirigente le comentó que próximamente se inaugurará el Centro financiado por el Mariscal Milito y Sergio Agüero. Por lo que ese ítem no debería ser un problema.
Sin embargo, la realidad es que Sampaoli primero aguardará por una oferta del exterior que lo seduzca. Actualmente, el único que realizó un contacto fue el Galatasaray de Turquía, más allá de que se lo mencionó en el Chelsea, el Espanyol o el Olympique Marsella.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia